Comer en Familia es un programa sensible en nutrición que implementa Bancos Alimentos de

México (BAMX) que tiene por objetivo el impulsar el desarrollo de 10,000 familias, mejorando su

salud y promoviendo el hábito de la cocina saludable con productos regionales.

Comer en Familia busca empoderar a madres y cuidadoras que acuden a bancos de alimentos

para convertirse en agentes de cambio en su núcleo familiar. Mediante talleres que siguen una

metodología propia, las beneficiarias desarrollan capacidades que les permiten mejorar el estado

nutricional y la salud de sus familias al considerar las costumbres, las tradiciones culinarias, los

recursos socioeconómicos y los aspectos culturales, ambientales y gastronómicos propios de

México.

Como apoyo al proyecto, la UDEM (Universidad de Monterrey) fueron los encargados de diseñar

una metodología multidisciplinaria para abordar la problemática nutricional de familias de escasos

recursos, más allá de una mirada exclusivamente asociada con la alimentación. Además, como

parte de este programa, las organizaciones involucradas capacitan a facilitadores de Bancos de

Alimentos de México, quienes imparten el programa en las comunidades, a través de un manual

que ayuda a integrar el conocimiento popular con la información científica. Con esto, las

organizaciones buscan afianzar un comportamiento alimentario saludable en las cuidadoras y en

su familia.

El programa Comer en Familia consta de 24 talleres de cocina que son impartidos quincenalmente

a lo largo de un año en comunidades de 11 estados: Chiapas, Guanajuato, Nuevo León, Veracruz,

Coahuila, Puebla, Sonora, Sinaloa, Hidalgo, Jalisco y Zacatecas. Durante los talleres con enfoque

psicoeducativo constructivista, se incentiva a las cuidadoras a retomar prácticas alimentarias

saludables para impulsar el bienestar de las familias, en especial el desarrollo de los niños desde

sus primeros años.

La elaboración de platillos es el vehículo para promover una alimentación saludable, recuperando

la cultura alimentaria mexicana que incluye los hábitos de preparar alimentos en casa, comer en

compañía de la familia o de los amigos y, sobre todo, disfrutar del sabor de las comidas. Con esta

iniciativa los beneficiarios logran aprovechar al máximo los paquetes alimenticios entregados en los

bancos, previniendo la malnutrición por deficiencias o excesos de nutrientes.

Los implementadores del modelo, los nutriólogos Ana Leyva y Sergio Banda a partir del 20 de

febrero toman Impact Hub como oficinas operantes de éste proyecto.

adminhub